Fotografía Antigua

Grupo de vendimiadores durante su jornada
Vendimia de antaño en La Mancha

Desde que, en 1826, Joseph-Nicéphore Niépce tomara la primera fotografía de la historia desde una ventana, su trascendencia ha pasado a la posteridad como una de las actividades artísticas más importantes para el ser humano. De hecho, su capacidad para congelar el tiempo, es una de las razones por las que nace, el Concurso de Fotografía Vinos de La Mancha. Desde hace más de dos décadas, el Consejo Regulador D.O. La Mancha, pone de manifiesto su compromiso con el arte y la cultura para conservar esos recuerdos que se convierten en casi imperecederos.

La fotografía: testigo de la historia del vino de La Mancha

No cabe duda, que la comarca de La Mancha es una tierra cuya historia se cuenta en cada uno de sus rincones. Una historia que no podría contarse sin un elemento fundamental: el vino. Su presente es el resultado de una sociedad que, durante siglos, se ha dedicado a cultivar con mimo sus vides y elaborar con pericia una bebida convertida en un imprescindible del mercado mundial. hecho, tal ha sido (y es) su alcance, que sus raíces se extienden a la cultura, arte, gastronomía y arquitectura de estas tierras.

Sin embargo, y a pesar de los avances tecnológicos que han facilitado su cultivo y laboreo, hasta hace pocas décadas, el oficio comprendía un arduo trabajo que exigía de fuerza y maña. Jornadas de sol a sol en las que las mulas y carros emulaban las dotes de los tractores; cuadrillas cuyas tijeras y tranchetes no concebían descanso alguno; y merenderas que contenían manjares dispuestos a proporcionar la energía necesaria para seguir la jornada, formaban parte del trabajo de antaño.

Estas historias permanecen vivas gracias a las fotografías que detuvieron el tiempo y en las que el duro trabajo no apagaba las sonrisas de sus protagonistas. Un legado imprescindible para el Consejo Regulador de la D.O. La Mancha, que crece cada año con su Concurso de Fotografía Antigua. Con el objetivo de conservar el legado de la viticultura manchega, alientan a sus ciudadanos a enriquecer su archivo fotográfico, a través de esta convocatoria anual.